Sábado, Agosto 19, 2017
Infraestructura Eléctrica

Los proveedores de cable de banda ancha, también llamados Operadores Multi-Servicio (MSO), continúan proporcionando contenido a suscriptores residenciales, sin embargo, para soportar las demandas actuales de conectividad, han tenido que ramificar y mejorar sus redes de entrega de datos para satisfacer los requerimientos de sus diferentes clientes. Los MSO han entendido las nuevas fuentes y necesidades de transmisión de datos, por ello se esfuerzan en mantener conectados a sus clientes a través de una red híbrida de fibra-coaxial (HFC), no obstante, esto ha traído nuevos retos a los cuales han tenido que enfrentarse.

“La gran demanda de conectividad, derivada de un aumento en el número de suscriptores de ancho de banda para OTT (Over-the-top) e IoT (Internet of Things), ha hecho que deban evolucionar y adaptar sus servicios, tanto para clientes residenciales como comerciales” mencionó Mark Alrutz, Director Senior de Provedores de Servicio FAE en CommScope. “Hoy en día estos operadores MSO mundiales ofrecen servicios de triple-play en diversos países, con planes de expansión que incluyen tanto HFC como FTTH. La clave del éxito para esta industria es la actualización de la red y un plan de migración flexible, actualizable y que se adapte a los avances del mercado”.

Aunque en la actualidad el crecimiento del impacto de FTTH es uno de los grandes desafíos para los MSO, el mayor reto ha sido -y sigue siendo- la migración hacia DOCSIS 3.1 (Data Over Cable Service Interface Specification). Con el aumento en la demanda de velocidades gigabit, agregar ancho de banda y capacidad a la red es algo fundamental, sin embargo, esto ha ocasionado disparidad en equipos, estándares operacionales y prácticas, por lo que las arquitecturas han sido la clave para una migración exitosa.

El reto de la migración

La combinación de crecimiento orgánico y actividades de F&A (Fusiones y Adquisiciones) aumentaron el número suscriptores, así como la presencia de los operadores con el paso de los años, lo cual ocasionó una disparidad en las arquitecturas de red. Por ello, pese a que la estandarización y convergencia impulsaron eficiencias operacionales significativas, un enfoque unificado resultó ser demasiado rígido, dado que la dinámica de la industria y los cumplimientos regulatorios varían dependiendo de cada región o país.

“Se necesitaban acomodar cables de fibra y coaxiales, tener una eficiente gestión de estos cables, de energía y del equipo activo; en esta ‘simplificación’ los gabinetes, ubicados al principio de la red de distribución, resultaron un elemento clave para lograr una arquitectura de acceso unificado”, agregó Mark Alrutz.

Pero la cantidad de problemas que las diferencias en las redes y arquitecturas implicó no sólo significó retrasos para los MSO, sino también pérdidas económicas y tiempo desperdiciado, impactando directamente en la eficiencia del servicio. De esta forma, al ser una solución proyectada a futuro, los gabinetes deberían ser capaces de pasar por distintos ciclos de actualización tecnológica y poder soportar los cables coaxiales, además de la RFoG (Radiofrecuencia sobre fibra óptica) como paso de transición hacia FTTH y, más adelante, la introducción de servicios inalámbricos.

“A medida que la exigencia por satisfacer las necesidades creció, fue necesario que se diseñaran soluciones modulares, en este caso, un gabinete donde los bloques de construcción pudieran ser intercambiados o actualizados rápida y fácilmente. De esta forma, se redujo la complejidad de la red, así como los costos de despliegue y mantenimiento. Como resultado, logramos reducir 5,000 configuraciones posibles a un set de seis bloques de construcción Plug & Play. Con esto sólo puedo decir que, mientras se expande la red a través de territorios y tecnologías, las soluciones modulares y actualizables son fundamentales para mantenerse ágiles”, finalizó mencionó Mark Alrutz, Director Senior de Provedores de Servicio FAE en CommScope.

 

Con la ayuda de Furukawa y su integrador autorizado Melacorp, el Hospital de la Mujer ‘Alfredo G. Paulson’ ha implementado la más alta tecnología en salud para atender de forma integral a la mujer ecuatoriana.

Desde hace 68 años el Hospital Enrique Sotomayor surgió como un espacio para brindar atención especializada para miles de ecuatorianos, en donde el 60% de las atenciones se enfocaba en el área obstétrica. Con el pasar de los años, este hospital cumplió las expectativas de crecimiento y atención, por lo que el 23 de noviembre de 2010, la Junta de Beneficencia de Guayaquil anunció la construcción de un nuevo espacio exclusivo para la atención de la mujer.

Como resultado a esta necesidad, se creó el nuevo Hospital de la Mujer “Alfredo G. Paulson”, que en conjunto con el Hospital pediátrico Roberto Gilbert, forman el complejo hospitalario Alejandro Mann, que promete ser el más grande de Latinoamérica.

Los hospitales son los ambientes de misión crítica más importantes, pues tratan directamente la salud. Por ende, los sistemas de comunicación no pueden ser interrumpidos, la forma como se debe tratar al paciente, la necesidad de crear un proyecto que cumpla con las expectativas de las personas, la elección de materiales, la arquitectura de las redes y los servicios de instalación requieren experiencia, práctica y tecnología de punta.

Por esta razón, esta importante obra demandó una inversión total de USD $61 millones, de los cuales 10 millones de dólares se destinaron a la adquisición de equipos de última tecnología y que hoy en día, le permite al hospital atender 16 especialidades médicas.

Este es el caso del Hospital de la Mujer, que seleccionó a Furukawa como su proveedor de infraestructura de red.

DESAFÍO

Desde hace cinco años, se pensó y se vio la necesidad de cambiar las instalaciones de red del hospital puesto que era un espacio antiguo y ya no estaba cumpliendo con los requerimientos de atención al paciente. Se comenzaron los estudios tecnológicos y arquitectónicos del nuevo lugar con el propósito de mejorar la calidad de atención y aumentar la seguridad para las mujeres ecuatorianas.

Otro de los retos fue el tecnológico, se quería proporcionar un hospital que cumpliera con todas las necesidades de la mujer, un edificio que fuera netamente funcional. En el hospital se pensó en traer tecnología de punta, no solo en la infraestructura de red óptica con la solución Furukawa sino lo último en equipos médicos.

“Habíamos soñado con tener un edificio que fuera netamente funcional y que supliera la demanda que teníamos en el momento y que pudiera cubrir el doble de lo que estábamos recibiendo en ese momento”, declaró Dr. Enrique Valenzuela, director del complejo hospitalario.

SOLUCIÓN

La respuesta a estas necesidades llegó de la mano de Furukawa en conjunto con su integrador Melacorp, con los cuales el Hospital de la Mujer “Alfredo G. Paulson”, logró resolver los requerimientos con respecto a la implementación de una infraestructura de comunicación tecnológica y logró proporcionar un cableado estructurado en cobre Categoría 6A F/UTP de la solución Gigalan Augmented listo para transmisiones de 10Gb/s y Back Bone con cables ópticos y accesorios multimodo OM4 de la solución Teralan preparados para transmisiones hasta 40Gb/s, bajo los exigentes requisitos normativos internacionales de cableado estructurado como la ANSI/TIA-568, y la ANSI/TIA-1179 que es la normativa específica para ambientes de salud. Adicionalmente, para garantizar la calidad de la aplicación del cableado, el hospital cuenta con garantía extendida de Furukawa de hasta 25 años para el desempeño del canal tanto de cobre cuanto de fibra óptica.

El trabajo realizado por estas compañías alrededor de dos años consistió en asesorar y guiar las mejores topologías y productos para atender a las demandas de este complejo segmento.

El resultado se dio gracias al trabajo en conjunto con el equipo de arquitectos, ingenieros, diseñadores lo que permitió entregar un proyecto exitoso, que al día de hoy ha logrado tener una ocupación del 85%.

“Furukawa entra en el momento en el que se necesitan planificar los sistemas electrónicos con los que se iban a trabajar en el nuevo proyecto. En el antiguo hospital no se tenían sistemas de control de acceso o sistema para el llamado a las enfermeras, los controles de monitoreo eran muy antiguos, los sistemas biométricos eran del año 95, en ese momento se pensó en un aliado que tuviera la capacidad de brindar todo este tipo de tecnología de alta calidad”, aclaró Ing. Freddy Matamoros, jefe de mantenimiento Complejo Alejandro Mann.

BENEFICIOS

Esta importante obra se construyó con el propósito de ofrecer atención especializada para la mujer, y que está en capacidad de atender no solo especialidades ginecobstetricias sino otras relacionadas a la salud femenina.

Este proyecto comprende tres edificios en un área de 90.000 M2, 36 mil M2 para su edificio de hospitalización, 6.000 M2 para consulta externa y 1.000 M2para la docencia. Hoy en día, el Hospital de la Mujer “Alfredo G. Paulson” tiene capacidad para 533 camas y un personal de 1.200 profesionales, de ellos el 65% es de médicos, paramédicos y técnicos.

El Hospital Paulson comparte espacio con el pediátrico Roberto Gilbert, y ambos suman 1.029 camas y forman el complejo hospitalario Alejandro Mann. Los edificios están conectados por un paso elevado en el primer piso, que conecta las áreas de Cuidados Intensivos. El Hospital de la Mujer además tiene acceso a todos los servicios para diagnósticos (resonadores magnéticos, tomógrafos y rayos X) y de laboratorio del Roberto Gilbert.

En caso de requerir pruebas específicas, el pediátrico cuenta con un moderno laboratorio clínico donde se pueden procesar hasta 2.000 órdenes de exámenes por día. Este espacio cuenta con servicios de tamizaje pre y posnatal, biología molecular y patología (con disponibilidad de marcadores para detección de cáncer de mama, colon, piel, pulmón y linfomas). Para el traslado de las muestras se aplicó un innovador sistema. El transporte neumático evita las largas caminatas al utilizar ductos para el traslado dentro de cápsulas. El Paulson tiene 40 de estos sistemas, conectados a la farmacia.

“Este proyecto, les permite a todas las mujeres ecuatorianas utilizar un servicio de calidad que cumple con los estándares internacionales de sistemas de calidad y administración, lo que ubica a este complejo entre los mejores hospitales del Ecuador”, subrayo Dr. Enrique Valenzuela.

FUTURO

La solución óptica Furukawa implantada en cableado estructurado, le permitió al hospital crear un espacio moderno con la más alta tecnología que la medicina moderna demanda, para mantenerse en un estado de innovación científica constante. Todo esto con el objetivo de proporcionar una atención de calidad y más rápida.

“El hospital tiene contemplado realizar mediciones semestrales sobre los sistemas electrónicos con el propósito de saber si todo lo que se está transmitiendo está funcionando a la perfección. Adicional a esto, también desean usar parte del cableado Furukawa en dos nuevos edificios que se están construyendo para poder interconectar estos nuevos espacios con el hospital de la mujer”, finalizó Ing. Freddy Matamoros.

 

 

Con el tráfico interno de los Centros de Datos en espera de crecer hasta tres veces durante los próximos cinco años, y la creciente penetración de la Internet de las Cosas (IoT), el ancho de banda del centro de datos corre el riesgo de ser sobrecargado en un futuro cercano1. De igual manera, se prevé que para 2020 la presencia de los dispositivos IoT llegue a los 30 billones de dólares2, lo que refuerza el hecho de que la tecnología se basa en sí misma, por lo que su crecimiento será casi siempre exponencial, representando mayores retos para los administradores y operadores.

“Hay que decirlo, los administradores de los Centros de Datos requieren adaptarse a desafíos bastante complicados: aplicaciones que exigen velocidades más altas y rendimiento de latencia ultra baja; aumentando las densidades que pueden soportar las redes ‘leaf’ y ‘spine’”, menciona Ehab Kanary, Director del Departamento de Enterprise en Medio Oriente y África en CommScope. “Al mismo tiempo, deben encontrar una forma de mejorar la disponibilidad de la red mientras se reducen costos a través del tablero, por lo que migrar a más altas velocidades se presenta como una necesidad inevitable”.       

Para muchos administradores de Centros de Datos, la respuesta radica en migrar su infraestructura, ya sea con una estrategia de restructuración integral rápida, o bien, con una lenta que se vaya adaptando al tiempo para soportar los nuevos requisitos de velocidad, latencia y densidad de puertos. Sin embargo, esto no es necesario, ni aplica de la misma forma para todos los Centros de Datos.

“Por un lado, no se puede ignorar el hecho de que las tendencias actuales y futuras de uso de datos son alarmantemente altas y no se espera que se estabilicen en el futuro; por eso la Migración de Alta Velocidad no se trata de un “si” sino de “cuándo”. Por otro lado, todos los centros de datos tienen un conjunto muy singular de requisitos de negocio, expectativas de las partes interesadas y consideraciones técnicas”, explica Ehab Kanary.

De esta manera, la migración de la infraestructura de red es tan solo cuestión de tiempo, por ello para el Director del Departamento de Enterprise en Medio Oriente y África en CommScope, existen indicadores que deben considerarse desde ahora:

Prestar atención a los estándares. Uno de los requisitos para proponer el desarrollo de una nueva norma es demostrar su necesidad y viabilidad. Organismos como IEEE, TIA e ISO solo iniciarán el trabajo sobre un estándar propuesto si hay necesidad en el mercado.

Conocer su negocio. Los Centros de Datos existen por una razón. Cada instalación juega un papel en la organización, por lo que resulta primordial entender el grado en que la organización confía su trabajo al Centro de Datos. Según un estudio de la firma de analistas KPMG, donde analizaron las decisiones de inversión de los gerentes en más de 1.000 empresas, reveló que el instinto tendía a gestionar más decisiones que datos3.

Tener claras las consecuencias de conservar el estado actual de la infraestructura de red. Si considera retrasar su migración, esa requiere ser una decisión consciente. Las nuevas aplicaciones o cambios repentinos en la dinámica del mercado pueden aumentar los requisitos de ancho de banda de manera inesperada. A medida que crecen las demandas de los Centros de Datos debe preguntarse ¿cuál es el efecto en su infraestructura y cómo afectará la capacidad de administración y el tiempo de inactividad potencial?

“Al final el Centro de Datos existe para servir a un rol particular fundamental, por lo que la migración a velocidades más altas es un paso inevitable. Para determinar si es el momento adecuado para la migración, los operadores requieren responder si su capa física es lo que les detiene para los cambios que el futuro presenta. Tomarse el tiempo para analizar y elaborar estrategias es el primer paso para estar preparado para la Migración de Alta Velocidad”, concluyó  Ehab Kanary, Director del Departamento de Enterprise en Medio Oriente y África en CommScope.

1Data Center Strategies North American Enterprise Survey; Infonetics Research; mayo 2015.

2Plataformas IoT: habilitar la Internet de las Cosas, IHS Technology, 2016

3Perspectivas Globales del CEO 2017. KPGM.

La demanda de conectividad y la Internet de las Cosas (IoT) han convertido a las a las ciudades en un verdadero reto para los proveedores de servicios. A medida que su población aumenta, las ciudades recurrirán a sistemas automatizados conectados para garantizar la calidad de vida de sus residentes en una amplia gama de áreas de aplicación-seguridad, control de tráfico, administración de energía, asistencia sanitaria y sistemas de agua, entre otras, lo que presenta grandes retos para administradores, operadores y proveedores de servicios de tecnología.

Con el paso del tiempo las ciudades han crecido de forma acelerada. En la actualidad más del 50% de la población vive en ciudades, y se espera que para el año 2050 aumente a dos terceras partes1. De esta forma, a la par del incremento en la densidad de las ciudades, la tendencia en el desarrollo de la IoT está conectando y automatizando muchos aspectos de la vida, y las ciudades se están a preparando para ello dando paso a las llamadas Ciudades Inteligentes.

Para Morne Erasmus, Director, CCS Business Development en CommScope existen tres requisitos clave para desarrollar una Ciudad Inteligente: educación, visión y gobernabilidad.

Educación

Pese a que existen muchos proyectos de Ciudades Inteligentes en marcha, la tendencia es nueva y las ciudades deben ser educadas sobre lo que significa y cómo se implementa. Parte de esta responsabilidad recae en los mismos proveedores de equipos, desarrolladores de software, proveedores de servicios de red e integradores de sistemas, pero también atañe a las propias ciudades.

“Los beneficios de las aplicaciones de las Ciudades Inteligentes repercutirán no sólo para ellas mismas, sino también en los ciudadanos. Para construir una buena visión general de los distintos desafíos y las soluciones para las Ciudades Inteligentes, en el Consejo de Ciudades Inteligentes (Smart Cities Council) se ha desarrollado una Guía de preparación de Ciudades Inteligentes que describe las áreas claves de las soluciones, sus ventajas y ofrece un enfoque estándar para la creación de una ciudad inteligente”, comenta el Director CCS, Business Development en CommScope.

Visión

Sin importar el tamaño, una Ciudad Inteligente se desarrolla mejor cuando los planificadores adoptan una visión integral y amplia, que incluya la totalidad de la actividad humana en cada área, además de los gobiernos municipales, escuelas, hospitales, recursos, negocios y personas. Sin embargo, muchos caen en el error de planificar y presupuestar sin tomar una visión a largo plazo.

A principios de los 2000, algunas ciudades de Estados Unidos adaptaron farolas LED financiadas por un ROI de ahorro de energía a través de un sistema de control inalámbrico de bajo ancho de banda, lo más sencillo para ese momento. Sin embargo, ahora que estas ciudades desean desplegar cámaras de vigilancia en los mismos polos, las redes no ofrecen el suficiente ancho de banda de backhaul para soportarlo. Esto ha ocasionado que se deba desplegar una red de mayor ancho de banda, gastando millones de dólares más.

Ahora las ciudades están desplegando una o dos aplicaciones de ciudades inteligentes, pero es fundamental considerar las futuras necesidades de ancho de banda. La red de comunicaciones es la base de todas las Ciudades Inteligentes, por lo que las ciudades deben asegurarse de contar con una red de gran ancho de banda que pueda soportar cualquier aplicación presente y futura.

Gobierno Inteligente

El siguiente requisito para estas ciudades es poseer un gobierno inteligente. Para desarrollar una Ciudad Inteligente se requiere una gran colaboración interdepartamental, desafío que aún afrontan la mayoría de las ciudades. La solución consiste en mirar una plataforma horizontal inteligente de la ciudad donde los datos de todos los sensores, cámaras y otros dispositivos se agreguen a una localización y luego se descarguen a través de interfaces de programación de aplicaciones (API), en forma de aplicaciones específicas de cada departamento.

“La infraestructura urbana inteligente y la función de agregación son propiedad de la ciudad misma, mientras que las aplicaciones son propiedad de departamentos individuales o de terceros externos”, agrega Morne Erasmus.

¿Por dónde empezar?

A medida que las ciudades se educan sobre las aplicaciones de las Ciudad Inteligentes y planifican para el futuro, el comienzo puede ser con una infraestructura de comunicaciones que apoye todos los proyectos. La mano de obra es una de las partes más costosas de un proyecto de Ciudad Inteligente, por lo que la planificación y ejecución de una actualización de la red en toda la ciudad es un buen punto de partida.

Las Ciudades Inteligentes son inevitables a medida que la tecnología IoT avanza; pronto veremos proyectos más innovadores para automatizar todo tipo de actividades cívicas.

“Sin embargo, construir una red en toda la ciudad es un gran desembolso de capital, pero las ciudades que participan en proyectos de Ciudades Inteligentes están encontrando maneras de compartir los gastos de capital con proveedores de servicios y proveedores de aplicaciones. Al iniciar el proceso de educación ahora y pensar en la infraestructura de comunicaciones adecuada para apoyar nuevos proyectos, las ciudades pueden dar el primer paso para conectar sus ciudades para el futuro”, concluyó Morne Erasmus, Director, CCS Business Development de CommScope.

 

1 Revision of World Urbanization Prospects,ONU

 

 

El mundo se encuentra en constante evolución. Con innovaciones tecnológicas continuas y el surgimiento de nuevas tendencias, la demanda para que operadores y administradores de infraestructuras de red se encuentren preparados ha crecido. A la par del desarrollo de la tecnología, también existen estándares reguladores de cableado estructurado que se actualizan constantemente, como las normas TIA 568C e ISO 11801, que permiten a los operadores diseñar nuevas infraestructuras de cableado al interior de los edificios e implementar Centros de Datos eficientes, conectados y preparados para el futuro.
“En el tema de la fibra los estándares pueden influir en los Centros de Datos con nuevas soluciones como la fibra OM5, además de los dispositivos Power Over Ethernet (PoE), donde existen cambios y nuevos desarrollos para manejarlos de manera más eficiente, por ejemplo, con una mayor capacidad de transmisión de energía para los cables de datos. Pero para poder estar a la vanguardia, es necesario conocer las nuevas actualizaciones de los estándares y la forma en que impactan el diseño de la infraestructura de red tanto de edificios como Centros de Datos. Conocer las actualizaciones permite al cliente planificar mejor su proyecto y tomar mejores decisiones al implementarlo”, puntualizó Juan Carlos Riveros, Technical Sales Manager – CCAS en CommScope, quien junto a Data Center Consultores estará impartiendo el webinar “El impacto de los estándares en el diseño de redes corporativas”, el próximo jueves 27 de julio.
Con la demanda de conectividad y transmisión de datos, las infraestructuras de red requieren de una mayor densidad de fibras, ocasionando que los operadores se enfrenten a nuevos y mayores desafíos al interior de los edificios, pues deben desplegar el cableado que soporte los constantes desarrollos tecnológicos. Por ello, implementar la infraestructura de cableado estructurado apegada a los estándares significa mayor flexibilidad en su instalación, además de estar preparado para tener una mayor capacidad de crecimiento y facilidad de administración.
Es importante para los corporativos, proveedores y operadores mantenerse informados con de las últimas actualizaciones respecto a las reglamentaciones, pues a partir de ellos realizan sus proyectos y mantienen la infraestructura de red de los edificios y centros de datos a la vanguardia.
“En los últimos 6 meses se han dado grandes cambios en los estándares que regulan el cableado de cobre pero, sobre todo, la fibra óptica, como lo son las normas ISO 11801 y TIA568C”, agregó Juan Carlos Riveros. “Esta última, por ejemplo, habla no sólo sobre el cableado en general, sino también abarca el tema de pruebas. Mientras que la norma ISO 11801, un estándar aplicado globalmente, también se refiere a las soluciones que se utilizan dentro de un edificio para la implementación del cableado de fibra y cobre. Por este motivo, conocer cómo han cambiado en los últimos meses, y de qué forma se aplican en la actualidad, es de vital importancia para no cometer errores que puedan representar perdidas, ni de tiempo, ni mucho menos económicas”.
Cumplir con los estándares ISO 11801 y TIA568C actualizados ofrece, además, beneficios adicionales a los operadores y administradores. Uno de ellos es quecada fabricante de soluciones de cableado ofrece diferentes garantías sobre la calidad de sus productos, y la forma en que se pueden aplicar depende de que tan apegada se encuentra la instalación a los estándares. “CommScope ofrece una garantía extendida sobre sus productos, sin embargo, también considera las aplicaciones que van a correr en el cableado de un edificio o Centro de Datos. Requiere por ello que los cableados que se instalen cumplan con los estándares ISO 11801 y TIA568C”, comenta el Technical Sales Manager – CCAS de CommScope.
Aunque no es posible decir que hay un contexto general unificado en los estándares, se puede decir que ambos trabajan de la mano aun cuando cuentan con sus propias actualizaciones:
“En el caso de TIA 568C, está se basa en el mercado norteamericano, mientras que la norma ISO 11801 se aplica de manera global. Por esto es de vital importancia conocer los cambios más recientes de cada una de ellas, y mantenerse en vanguardia del desarrollo de innovaciones tecnológicas, cuestiones que estaremos abordando durante el webinar del 27 de julio junto a Data Center Consultores”, finalizó Juan Carlos Riveros, Technical Sales Manager – CCAS en CommScope.
Juan Carlos Riveros Technical Sales Manager – CCAS en CommScope y Alexander Monestel, CEO-MII en Data Center Consultores, impartirán el webinar ““El impacto de los estándares en el diseño de redes corporativas”, este 27 de julio donde hablarán sobre las últimas actualizaciones en estándares OM5, ISO 11801 y TIA 568C.

12084167 - optic fiber cables connected to an optic switch

Los operadores móviles se están preparando para soportar tecnologías Gigabit LTE y 5G; para ello deben hacer que sus redes sean mucho más densas para ofrecer servicios de alto rendimiento y baja latencia. La densificación implica el despliegue de small cells separadas por poca distancia entre si a través de la red de acceso de radio (RAN), un panorama donde C-RAN (una arquitectura de habilitación para el RAN tanto para las small cells y macro sitios) establece la base para la tecnología 5G, y es hoy una tendencia importante en la industria inalámbrica.

C-RAN puede representar una RAN “en la nube” o “centralizada”, siendo esta segunda lo que los operadores están haciendo ahora. En una red macro celular tradicional, las unidades de radio están montadas en la parte superior de la torre con las antenas, con la fibra conectada típicamente a una unidad de banda base (BBU) situada en la base de la torre. La BBU es la que procesa toda la información por hora y vincula al usuario final con la red central, de esta forma cada cell site tiene su propia BBU situada en sitio en un cierto tipo de caseta o recinto.

“La C-RAN (centralizada) en sí misma puede servir a un gran número de cell sites y sustituye las BBUs tradicionales situadas en cada sitio. La tecnología C-RAN ofrece una alternativa mejor organizada y más eficiente, pues permite extraer las BBUs de cada sitio y las centraliza. La cantidad total de equipos BBU requeridos se reduce y la RAN centralizada abre el camino para el cambio principal eventual hacia la Cloud RAN, donde el procesamiento de la BBU se ha virtualizado. Se espera que esta versión de C-RAN sea un activador fundamental para 5G, pero antes de la virtualización viene la centralización, y ahí es donde la industria inalámbrica está ahora”, mencionó Wes Oxlee, Director of Business Development at CommScope Connectivity Solutions.

El futuro es fibra

Centralizando las BBUs en un concentrador C-RAN, una nueva capa en la red conocida como fronthaul, es introducida. Esta capa es el enlace entre el grupo de BBU y las unidades de radio remotas en el sitio de la celda o en la ubicación de las small cells. La fibra es la mejor opción para esto, ya que ofrece mayor ancho de banda, sin embargo, debido al costo que supone la colocación de una nueva red ?además con la finalidad de maximizar los recursos existentes? algunos operadores de red están utilizando sus activos de fibra existentes, como la red FTTH (fiber-to-the-home), a través de una técnica llamada convergencia de redes de fibra.

“La convergencia de redes de fibra se refiere a la combinación de múltiples servicios dentro de una red de acceso único. En otras palabras, un solo medio se utiliza para entregar todas o múltiples formas de servicios de comunicación”, agregó Oxlee. “El proceso de convergencia de la red de fibra óptica está impulsado principalmente por el desarrollo de tecnologías habilitadoras, la demanda de los usuarios y las capacidades de los proveedores de servicios”.

Las redes FTTH tienen una extensa huella que es perfecta para soportar aplicaciones móviles de rápido crecimiento como el sistema de antena distribuida (DAS), backhaul de small cells y Wi-Fi. Además, operadores y proveedores regionales que históricamente comenzaron sus redes utilizando radios Wi-Fi para servir a sus usuarios, hoy también están migrando rápidamente para FTTH como un medio para aumentar su competitividad y proporcionar servicios diferenciados.

Al respecto Eduardo Jedruch, Presidente de la Asociación Fiber Broadband LATAM Chapter, puntualizó: “con todo este movimiento del mercado, en América Latina se están dando tasas impresionantes de crecimiento en nuevas instalaciones de FTTH para los próximos años, números que son capaces equiparar a mercados maduros como América del Norte y Europa. Para finales del año pasado se contaba ya con poco más de 4.5 millones de casas conectadas, un crecimiento del 25% en comparación con 2015; y con cerca de 23 millones de casas pasadas, 18% más que en 2015. Con estos números se muestra que la fibra está tomando un gran lugar en el mercado de Latinoamérica, lo que implica un desarrollo y adopción positiva en toda la región”.

C-RAN, el primer paso al 5G

Además de un menor gasto de capital, menores costos de mantenimiento y un mejor aprovechamiento del espacio, la C-RAN ofrece muchas ventajas. A menudo los operadores pueden aprovechar la infraestructura existente de la central o de los cell sites para crear los C-RAN centralizados, lo que implica que a la par de ahorrar en costos de hardware, este modelo puede generar ahorros significativos en términos de energía, refrigeración y costos de arrendamiento de sitios.

“El primer paso en el camino hacia 5G es la centralización del RAN. Los operadores están haciendo esto hoy mediante la creación de agrupaciones BBU centralizadas y el aprovechamiento de sus redes de fibra. El siguiente paso en el proceso será la virtualización, que ya se está desplegando en el núcleo de la red, pero finalmente llegará a la RAN también”, concluyó el Director of Business Development at CommScope Connectivity Solutions.

 

 

Este UPS en línea de doble conversión 220V/380V, 230V/400V ó 240V/415V 40kVA 40kVA, ofrece respaldo de batería y protección contra fallos en la energía que pueden provocar  pérdida de información y daños en los equipos de cómputo.

Gracias a su diseño Independiente de Voltaje y Frecuencia (VFI), permite la operación continua en cualquier voltaje soportado a 50 ó 60 HZ; asimismo, se recomienda para aplicaciones en centros de datos críticos, LAN / WAN y salas de servidores distribuidos.

Su tiempo de transferencia cero a modo batería, garantiza que no haya interrupciones a las cargas conectadas, de tal forma que se mantiene al equipo conectado, incluso durante sobrecargas o mantenimiento del UPS.

La pantalla LCD multi-idioma permite observar la administración, monitoreo y diagnóstico del equipo, así como el estado de la batería y carga. Sus 4 LEDs indican modos de derivación, línea, respaldo por batería y falla. Asimismo, su puerto serial DB9 permite la conexión al agente de apagado local gratuito de Tripp Lite; cuenta con una ranura para tarjeta que acepta la SNMPWEBCARD para interfaz de red y monitoreo y control remotos.

Otras características:

  • Tecnología IGBT con 1% de Distorsión Armónica Total (TDH) que mantiene equipos conectados a su rendimiento máximo.
  • Salida de CA de onda sinusoidal regulada para aplicaciones críticas de Centro de Datos.
  • Factor de potencia 1.0 con capacidad de salida de 40kVA / 40kW, permitiendo conectar más dispositivos.
  • Soporta 380V / 220V, 400V / 230V o 415V / 240V a 50/60 Hz en operación continua.
  • La amplia ventana de voltaje de entrada (228V ~ 477V) minimiza el uso de la batería y prolonga su vida.
  • Se puede ampliar el tiempo de respaldo con módulos externos como el BP480V200 de Tripp Lite.
  • Se reinicia automáticamente después de apagones prolongados.
  • Conexión en paralelo hasta 4 unidades para obtener capacidad aumentada hasta 160kVA.

El mundo actual requiere una transmisión de datos más rápida, y esa necesidad está impulsando grandes cambios en las velocidades de Ethernet en los Centros de Datos. Los centros de datos hyperscale están implementando 100 Gigabits Ethernet (GbE) con la expectativa de migrar a 200 y 400 GbE en algunos años. No obstante, en los Centros de Datos empresariales las cosas avanzas más lentamente: recientemente 10GbE se ha convertido en una corriente, pero dada la evolución acelerada en las velocidades, es dudoso que esto dure 5 o 10 años, por lo que se verá un cambio rápido a 25GbE y 100GbE.

“El paso a una Ethernet más rápida implica cambios en la forma en que se utiliza la fibra y cómo se transmiten los datos”, indicó Jarred Baker, Data Center Solution Architect en CommScope. “Las redes están pasando de diseños multi-tier a arquitecturas spine-leaf para ofrecer servicios con tolerancia a fallas y baja latencia a los usuarios, lo que aumenta las tasas de transmisión de datos entre los dispositivos, mejorando la prestación de servicios”.

Para habilitar velocidades más altas los arquitectos de los Centros de Datos han cambiado la forma en que se transmiten las señales, pasando de una transmisión dúplex 10GbE, a la transmisión paralela que soporta hasta 40 y 100GbE mediante un cableado en 25GbE con ocho fibras. La sustitución de 10GbE con 25GbE ofrece una manera de alcanzar 100GbE utilizando cuatro pares de fibra, que es más fácil de manejar desde un punto de conexión y cableado. Así, los enlaces 4x25GbE permiten aplicaciones más rápidas, lo que produce menores costes y mayor densidad de equipos de red que con interfaces 4x10GbE.

¿Cómo aumentar la velocidad a los requisitos del centro de datos?

Los centros de datos empresariales tradicionales utilizan típicamente enlaces 10GbE y los enlaces ascendentes son 40GbE o 100GbE, sin embargo, muchas empresas medianas y grandes están considerando maneras de hacer 100GbE más eficientes cambiando servidores a 25GbE.

“De igual forma, las empresas están evolucionando de OM4 a OM5 (Fibra de banda ancha multimodo), lo que les permite tener cuatro veces más ancho de banda de un par de fibras. Por ejemplo, un único par de fibras puede suministrar 40GbE o 100GbE en lugar de requerir ocho fibras. La fibra OM5 permite esta multiplexación por división de ondas cortas (SWDM) con láser de superficie que emite superficies menos costosas (VCSELs)”, agregó Jarred Baker.

Los Centros de Datos Multitenant (MTDCs) son otra aplicación. La conectividad WAN a las jaulas individuales del cliente requiere grandes enlaces de extensión en modo único. Por ello, aunque los enlaces multimodo son menos costosos, no pueden soportar los requisitos de distancia y velocidad para este escenario. En estos casos, los MTDC llevan las fibras monomodo hacia el espacio de los inquilinos individuales y utilizan la fibra multimodo dentro de las jaulas. De esta forma, los diseños de infraestructura que sirven a los clientes en sus centros de datos se replican en los entornos dentro de las jaulas que alquilan del MTDC.

Estrategias de transición

Para las organizaciones que consideren un nuevo diseño de “alcance corto”, la fibra multimodo seguirá proporcionando flexibilidad, eficiencia energética y varias generaciones de aumentos de la velocidad de datos, proporcionando incluso opciones dúplex y paralelas para ajustar presupuestos de distancia y de capital. Pero para el Data Center Solution Architect, la primera recomendación es centrarse en el diseño dúplex de menor costo inicial:

“Hacer esto permite a las organizaciones aprovechar las aplicaciones dúplex actuales en 10GbE y 25GbE, con la capacidad de ir paralelo a donde sea necesario en la columna vertebral o núcleo. Comenzar con este tipo de diseños también permite a los usuarios pasar de dúplex a paralelo y de nuevo a dúplex sin una penalización para recuperar el uso de puertos de fibra a medida que aumentan las velocidades de datos”.

Con la reciente estandarización de la Fibra Multimodo de Banda Ancha OM5, el valor de una infraestructura multimodo para distancias cortas ha aumentado considerablemente. OM5 ofrece la capacidad de soportar las mismas aplicaciones heredadas de longitud de onda corta como OM3 y OM4 y, en muchos casos, amplía las distancias soportables, así como la flexibilidad de diseño de la arquitectura de cableado del Centro de Datos.

A medida que los centros de datos se mueven a velocidades más altas, el recuento de fibras puede salirse de las manos de los operadores si utiliza el mismo diseño paralelo que sobresale de los despliegues iniciales de 10GbE. “Por esta razón, comenzando con diseños dúplex y empleando fibra monomodo y fibra multimodo OM5, los operadores de centros de datos pueden moverse fácilmente a estándares Ethernet de alta velocidad, mientras utilizan eficientemente el espacio y cableado con el que ya cuentan”, finalizó Jarred Baker, Data Center Solution Architect en CommScope.

 

Tripp Lite, concluyó su primer curso de certificación de este año 2017 para CAPs de la región sur de Latinoamérica, sobre la nueva línea de equipos UPS trifásicos, en su Centro de Entrenamiento en Chile

Esta primera etapa de 4 días (27 al 30 de junio) de entrenamiento fue dirigida a CAPs especializados, con el objetivo de certificarlos en las especificaciones tecnológicas de la nueva línea de equipos UPS trifásicos de Tripp Lite, de tal forma que la capacitación les brindara herramientas para su instalación, venta y puesta en marcha.

En este sentido, Cristian Álvarez, Gerente Técnico Regional SOLA, explicó que “el objetivo de este curso de certificación, es proporcionar a nuestros socios de negocio, conocimiento en soluciones trifásicas, que les ayude a ampliar su portafolio de posibilidades de negocio, es decir, que tengan la capacidad de implementar estas soluciones y al mismo tiempo, brinden apoyo en soporte preventa y post venta, así como ofrecer servicio de mantenimiento de los equipos que antes hayan instalado con sus clientes”.

Agregó el ejecutivo que Tripp Lite ofrece estas certificaciones a sus socios de negocios, para ayudarlos a sustentar e incrementar sus ventas. “El conocer de forma precisa los componentes de los equipos, permite a los ingenieros de soporte, contar con más y mejores herramientas que les ayuden a impulsar las ventas de sus compañías en proyectos de implementación de soluciones de energía”, señaló Álvarez.

Asimismo, la certificación para los CAPs que asistieron de Bolivia, Perú y Chile, destacó la relevancia de poner en marcha equipos trifásicos de la nueva línea SVTX, SUTX, SVX y SUKX, línea interactiva y Online, así como aquellos de mayor capacidad; y hacer reparaciones, troubleshooting, monitoreo y mantenimiento en vivo con los equipos que hay en el Centro de Entrenamiento de Tripp Lite en Chile, de tal forma que adquieran experiencia para enfrentar cualquier contingencia con el cliente final.

Finalmente, Cristián Álvarez destacó que el segundo curso de certificación se tiene programado para el próximo mes de Octubre o Noviembre; aunque los entrenamientos globales en el Centro de Entrenamiento en Chile, se mantienen constantes de forma mensual.

Por Martin Morgan, Vicepresidente de Marketing de Openet

En su discurso de apertura ante el GSMA Mobile World Congress de Shanghai, Andrew Penn, CEO de Telstra, dijo que los operadores necesitan prepararse para la caída de los precios de los datos de consumo, hasta el punto en que el precio podría llegar a cero en los próximos 5 o 10 años.

De regreso a Shanghai y el congreso de la GSMA. En su discurso, Penn destacó la necesidad de que los operadores permanezcan vigentes y “eviten caer en la cadena de valor”. La clave para que los operadores ganen dinero es vender otros servicios además de la conectividad de datos. También ha señalado que los operadores pueden aprender mucho de empresas basadas en Internet como Netflix cuando se trata de proporcionar servicios amigables con el cliente con precios claros y transparentes.

Hablando de transparencia y precios, nada parece ser más claro que los servicios gratuitos y estos están a la vanguardia del anuncio de ‘la caja del teléfono del futuro’ de BT de esta semana. BT está deshaciéndose de sus cajas telefónicas públicas y las reemplazará con quioscos inteligentes de InLink UK. Éstos ofrecerán Wi-Fi público gratis de Gigabit, llamadas de teléfono gratis en el Reino Unido, carga de dispositivos USB y una gama de otros servicios digitales, como información local. Estos serán proporcionados como parte de una asociación entre BT, Intersection y la compañía publicitaria Primesight. En cuanto a la cuestión de obtener ganancias, esto no va a venir de los servicios de telecomunicaciones, sino que la principal fuente de ingresos de estas iniciativas será la publicidad. También existe la posibilidad de vender datos, ya que los quioscos pueden tener sensores para monitorear las condiciones ambientales como la calidad del aire y el tráfico.

Martin Morgan, Vicepresidente de Marketing de Openet

La buena noticia es que las icónicas cajas de teléfonos rojos no desaparecerán totalmente. En un movimiento inteligente de relaciones públicas, BT también ha anunciado un esquema de “adoptar un quiosco” para permitir a las comunidades locales mantener y administrar su caja de teléfono rojo local.

Datos gratuitos, la venta de servicios de terceros y trabajar con socios, como los anunciantes, en la cadena de valor. Parece ser una tendencia que hemos estado hablando durante años, pero ahora se está convirtiendo en realidad.