El centro de datos de 4ª generación llegará en 2018

El centro de datos de 4ª generación llegará en 2018

El centro de datos de próxima generación integrará a la perfección las instalaciones centralizadas con aplicaciones edge más inteligentes y críticas. Estos centros de datos de 4ª generación están emergiendo y se convertirán en el modelo de las redes informáticas de la década de 2020.

La aparición de este centro de datos dependiente del edge, es una de las cinco tendencias de centros de datos identificadas para 2018 por un panel global de expertos de Vertiv.

“El aumento en los volúmenes de datos, impulsado en gran medida por los dispositivos conectados, ha provocado que las empresas vuelvan a evaluar sus infraestructuras de TI para satisfacer unas exigencias cada vez mayores de los consumidores”, comentó Giordano Albertazzi, presidente de Vertiv en Europa, Oriente Medio y África.

En las previsiones realizadas en años anteriores se identificaron, entre otras, tendencias vinculadas a la nube, a sistemas integrados o a la seguridad de las infraestructuras. Para 2018, la compañía ha concretado cinco tendencias que repercutirán en el ecosistema de los centros de datos:

  1. Aparición del centro de datos de 4ª generación: Ya sean salas de TI tradicionales o microcentros de datos de 140 metros cuadrados, las organizaciones dependen cada vez más de la informática en el edge. El centro de datos de 4ª generación integra de forma holística las instalaciones centralizadas y el edge, convirtiendo estas nuevas arquitecturas en algo más que simples redes distribuidas.
  2. Los proveedores de servicios en la nube se pasan al colocation: La adopción de la nube se está produciendo a tal velocidad que en muchos casos los proveedores de este tipo de servicios se ven incapaces de satisfacer su demanda. En realidad, algunos ni siquiera lo intentarán. Prefieren centrarse en la prestación de servicios y en otras prioridades antes que en la construcción de nuevos centros de datos y acuden a los proveedores de colocation para satisfacer sus demandas de capacidad.
  3. Reconfiguración de la clase media de los centros de datos: No es ningún secreto: las mayores áreas de crecimiento en el mercado de centros de datos están en instalaciones a hiperescala (por lo general proveedores de colocation o de servicios en la nube) y en el edge. Con el crecimiento de los recursos de colocation y de la nube, los operadores de centros de datos tradicionales tienen ahora la oportunidad de reconfigurar sus instalaciones y recursos que siguen siendo críticos para las operaciones locales.
  4. La alta densidad llega (por fin): La comunidad de centros de datos lleva una década prediciendo un gran incremento en las densidades de potencia de rack, pero esos aumentos no han llegado al nivel esperado. Ahora, esto está cambiando. Si bien las densidades por debajo de los 10 kW por rack siguen siendo la norma, los despliegues a 15 kW no son tan extraños en instalaciones a hiperescala, y algunas se mueven lentamente hacia los 25 kW.
  5. El mundo reacciona hacia el edge: A medida que más y más empresas mueven sus recursos informáticos hacia el edge, es necesario evaluar de forma crítica las instalaciones que albergan estos recursos y la propiedad de los datos incluidos en ellos. Esto incluye el diseño físico y mecánico, la construcción y la seguridad de las instalaciones periféricas, y complicadas cuestiones relacionadas con la titularidad de los datos. Gobiernos y organismos normativos de todo el mundo se verán cada vez más ante el reto de tener en cuenta estos problemas y actuar respecto a ellos.

Mover los datos de todo el mundo a la nube o a una instalación centralizada para su análisis es demasiado lento y complejo, por lo que cada vez más clústeres de datos y capacidades de computación se sitúan en el edge; que reside en distintas ciudades, estados o países, no necesariamente en el lugar de la sede de la empresa. ¿Quién consta como titular de los datos y qué están autorizados a hacer con ellos? El debate sigue vivo, pero en 2018 esas conversaciones se convertirán en respuestas y acciones concretas.

Google+ Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*